Análisis de la GoPro Hero 3 y 3+

Desde que Nick Woodman creó hace más de diez años la marca GoPro ésta ha evolucionado a pasos agigantados. Tras el primer modelo, la GoPro Hero, con la que prácticamente se fundó el nuevo mundo de las cámaras de acción, la marca se lanzó al estrellato con la GoPro Hero2, grabando a Felix Baumgartner rompiendo todos los récords de salto en paracaídas. Ahora ya vamos por la Hero4 y se rumorea un próximo lanzamiento de una cámara que grabará en 360º. Sin embargo, en este artículo vamos a echar la vista un poquito para atrás, y analizaremos la cámara que consolidó a GoPro como la marca de referencia en el mercado, un modelo que por su excelencia sigue todavía completamente vigente: la GoPro Hero3, y concretamente la Black Edition, que es la versión de más calidad, con características exclusivas para la línea Hero3 como el Wi-Fi.

 

GoPro Hero 3+ Black Edition

Arquitectura

Con la cámara en nuestras manos, apreciamos que tiene la misma forma que la GoPro Hero4, y unas medidas muy similares a la GoPro Hero2, concretamente es más delgada que esta, aunque su altura y longitud se mantienen intactas. Esto significa que podremos usar gran parte de los accesorios destinados a la GoPro Hero2, tales como la línea BacPac, entre las que se incluyen baterías externas o pantallas de LCD, mientras que todos los accesorios de la GoPro Hero4 le serán compatibles.

Equipa una óptica esférica de seis elementos que ofrece una imagen de 170º, manteniendo aquel efecto “ojo de pez” que se ha convertido en el sello de las cámaras de acción, aunque en este caso un poco más suavizado, buscando limitar la pérdida nitidez en sus extremos, que es uno de los defectos que tenían las cámaras de generaciones anteriores. Como en sus modelos predecesores y sucesores, presenta una pantalla LCD monocromática en el frontal que servirá para acceder a los menús de la cámara y que se opera con dos botones, el de apagado y el disparador. Hay que decir que la manera en que están programados los menús en la GoPro Hero3 es un poco enrevesada, y que recomendamos primero de todo leer cuidadosamente las instrucciones si queremos aprender cómo funciona en el menor tiempo posible. Además de la pantalla LCD y el botón de apagado, completan el frontal dos indicadores led, el rojo que se enciende cuando la cámara está grabando, y el azul para señalarnos que el Wi-Fi está encendido. Estos led están repetidos en diferentes tamaños en distintos puntos de la cámara, para que podamos apreciarlos sea cual sea la posición de esta, o el accesorio que lleve montado.

Sus conexiones, ubicadas en un panel en un lateral consisten en una salida Micro-HDMI, una ranura de tarjeta microSD (con un máximo de 64Gb, y que deberemos adquirir aparte) y un puerto Mini-USB, que servirá tanto para sincronizar la cámara, como para recargar la batería.

 

Imagen

El rango de formatos de la GoPro Hero3 va desde el de 4K a 15fps pasando por el óptimo 1080p full-HD a 60fps hasta 720p a 120fps. Esto es básicamente lo mismo que ofrece la GoPro Hero4 Silver, incluyendo las opciones de 12, 7 y 5 megapíxeles para fotografía, en los modos normal, time-lapse, ráfaga y continuo. Aquí tenemos un útil video con muestras de capturas, para apreciar esta calidad. También merece ser mencionado que este es el primer modelo de la casa que incorpora la tecnología Protune, es decir, la mejora de la captación de video mediante software, otra de las genialidades de GoPro para mejorar su calidad de imagen.

Viendo grabaciones hechas por la GoPro Hero3 en seguida podemos apreciar que la calidad es excelente. Es impresionante, por ejemplo, su rendimiento puesta a prueba en ambientes en los que se supone que una cámara de acción lo tiene que dar todo, tales como exteriores muy brillantes y luminosos, siendo capaz de reproducir con gran fidelidad extensas paletas de colores y los más pequeños detalles (demostrando, además, un balance de blancos impresionante). También da el do de pecho en entornos agresivos, como bajo el agua, equipada con su carcasa sumergible, y sometida a movimientos bruscos o cambios repentinos de exposición de luz. Solamente pierde un poco de calidad cuando la sacamos de su zona de confort y la obligamos a grabar, por ejemplo, en la oscuridad, donde se le verán un poco las costuras de la compresión (que es en realidad lo que le sucede a casi todas las cámaras de su género), o expuesta a vibraciones, haciéndonos echar de menos la incorporación de un estabilizador digital de imagen. Las dos armas que tenemos para subsanar un poco estos defectos son el saber elegir un buen formato de grabación para cada ocasión, y, cómo no, activar siempre que podamos el Protune.

 

Software y conectividad

La GoPro Hero3 Black, como hemos dicho, es la primera cámara de la casa GoPro que incorpora Wi-Fi. Y lo cierto es que esto lo cambia completamente todo. Mientras con otros modelos estábamos forzados adquirir un BacPac con la pantalla LCD como única opción si queríamos ver lo que la cámara estaba grabando, con la GoPro Hero3 Black tenemos la posibilidad de hacerlo totalmente gratis nada más que conectándola a nuestro móvil y descargándonos la aplicación de GoPro. Esta aplicación es muy sencilla y nos permite hacer una gran variedad de cosas, como iniciar o parar la grabación, pasar de un modo a otro, o cambiar las opciones más importantes. Incluso nos permite ver lo que la cámara está grabando en tiempo real (con dos segundos de retraso, eso sí). Y por si eso fuera poco, la GoPro Hero3 Black incorpora además un control remoto que no es sino una repetición del interfaz de la cámara, con su botón multiusos, el disparador y su pantalla LCD. Por otro lado, si lo que queremos es hacer una buena posproducción, GoPro nos ofrece gratis para descarga en su sitio web su programa de edición de video, un software que, aunque no está a la altura de otros más profesionales como Final Cut o el Premiere Pro, da muy bien el pego, con ideas muy interesantes y enfocadas al usuario medio.

 

Añadiéndole el “+” a la GoPro Hero3 Black

Antes de que GoPro optara por seguir desarrollando sus tecnologías con los modelos Hero4, les dio una última evolución a sus cámaras Hero3, dotándolas de algunas opciones extra y mejoras de calidad unidas al símbolo “+” pegado junto al nombre en el frontal de la cámara. Si bien estas no son una gran revolución, vale la pena conocer qué novedades nos brindan.

En lo que atañe a la GoPro Hero3 Black, que es la que venimos analizando en este artículo, este “+” añadió básicamente dos grandes mejoras técnicas. La primera fue dotarle de una nueva lente a la cámara que le otorgaba más nitidez a ese “ojo de pez” que se había demostrado poco fiable en algunas versiones anteriores en lo que se refiere a la definición de la periferia de la imagen. Y la segunda, que es posiblemente la más importante, fue cambiar completamente la carcasa sumergible incluida en la caja. Este cambio la hizo mucho más simple, reduciendo su cierre a una palanca situada en el extremo superior, en lugar de los dos cierres que había que accionar anteriormente, y que no te permitían operarlos con, por ejemplo, unos guantes puestos. Ya que la carcasa anterior presentaba más seguridad en un entorno como bajo el agua, la marca la ha seguido vendiendo aparte, etiquetándola como a 60m, mientras que la nueva está etiquetada a 40m.

Aparte de estos dos cambios, también se introdujeron mejoras como en el sistema Wi-Fi, cuadriplicando su velocidad de transferencia, y permitiendo una interacción más rápida con el móvil (conectándose ahora de una forma más simple que antes), y también ofreciendo algunas opciones más de grabación.

Conclusiones

La GoPro Hero3 Black es una cámara que ha envejecido muy bien y que pese a contar hasta dos años de diferencia con algunos de los modelos más recientes sigue equiparándose a ellos en opciones y calidad. Sus distintos modos, en especial el 1080 Full-HD a 60fps, lucen de maravilla, ofreciendo al usuario grabaciones en una cámara lenta de alta calidad. También la adición del Wi-Fi en este modelo ha permitido que no se quede atrás en opciones de conectividad y control remoto, y el hecho de compartir diseño con la Hero4 y parcialmente con la Hero2 le dan acceso a todo un arsenal infinito de accesorios, carcasas y monturas que se adaptan a casi cualquier circunstancia. Posiblemente, pues, ahora sea el mejor momento adquirir una GoPro Hero3, y poder acceder así a la calidad de GoPro y a todas sus ventajas de la forma más económica posible.

GoPro Hero 3

GoPro Hero 3
8

Diseño

7/10

    Características

    8/10

      Calidad

      9/10

        Pros

        • - Calidad GoPro al nivel de las mejores cámaras del mercado y una variedad de opciones sin igual.
        • - Conectividad Wi-Fi que te permiten operarla ya sea desde el control remoto incorporado o mediante su aplicación móvil.
        • - Compatibilidad con decenas de accesorios de los modelos de Hero2 y Hero4.

        Cons

        • - Sistema de menús complejo y a veces demasiado rebuscado que requieren un aprendizaje por parte del usuario.
        • - Necesita una carcasa para ser sumergible.
        • - Pérdida de calidad cuando es sometida a vibraciones.

        ¡Dejanos un comentario!